Manual de estilo Pautas para el correcto uso de la palabra corporativa

Un manual de marca más, concretamente el que ayuda a no meter la pata con la palabras. Si semanas atrás hablaba del manual de identidad visual hoy toca el de estilo.

El manual de identidad visual da las pautas sobre la apariencia física de la marca, el de estilo lo hace sobre el lenguaje, el tono y las palabras. No habla igual un médico que un cantante, ni un pintor que un abogado; cada cual tiene su jerga y estilo que lo diferencia. Incluso hablando de médicos, hay unos más comunicativos que otros capaces de transmitir y ser personas a la vez sin usar retahílas de palabras técnicas que solo él y los suyos comprenden.

Las marcas (empresas) deben de conseguir de identificadas y también diferenciadas del resto por: un lenguaje, un tono, un vocabulario/expresiones.

El objetivo es conseguir ser reconocida cuando falta la imagen tocando únicamente el oído de las personas.

El manual de estilo define:

  • La filosofía de la empresa, sus valores y sus palabras clave concretándolas lo más posible y en caso de ser genéricas explicando qué implica para la empresa. Se llega a especificar hasta este punto para evitar conflictos con términos ambiguos que den lugar a segundas interpretaciones.
  • El estilo de redacción de la marca. Desenfadado, divertido, humano, serio, neutro, cercano; hablar en singular, en plural, como marca o como individuo que parte de ella. Las opciones son infinitas, pero el estilo que se marque debe mantenerse en cada mensaje de la empresa, sea el soporte que sea.
  • Recoge los términos apropiados y los prohibidos para la empresa. Con el mismo fin de evitar conflictos o malas interpretaciones, pero también el de no transmitir determinadas conceptos. Hace un tiempo di con el manual de estilo de Mercedes, anterior al giro radical que han dado en los últimos seis años, entre otras cosas decía que estaba prohibido el uso de las palabras oferta, liquidación o descuento porque la marca no quería asociar esos términos a su producto.
  • Puede contener plantillas y ejemplos para la redacción de correos electrónicos, saludas, cartas informativas, publicidad, campañas de mailing y gestión de redes sociales. Para estas últimas el manual resulta extremadamente útil para el responsable de gestionarlas, para que sepa cómo escribir cada publicación y sobre todo cómo salir a los comentarios y reacciones de las personas. Incluso recoge ejemplos de cómo saludar a las personas por teléfono o en persona.

 

El de estilo es un manual muy poco común entre las empresas aunque súmamente útil, desde la objetividad. Con él cada mensaje sea escrito u oral es asociado a la marca de manera inmediata.

Al igual que el manual de identidad visual, el de estilo no es un documento que se redacta para quedar en un cajón. Hay que transmitirlo a las personas que integran la empresa por el medio más adecuado sea un video, un archivo, imágenes o carteles pegados en las paredes.

El tema es hacer que la marca y quienes la forman tengan una única voz.

 


Imagen de cabecera cerámica del patio árabe del Real Monasterio de Santa Clara en Tordesillas

Escribir comentario