Beneficios de contratar un diseñador gráfico

Profesionalidad, ahorro y seguridad es lo que puede aportar un profesional del diseño gráfico

Me voy a poner en una situación difícil, así voluntariamente, y es explicar qué beneficios aporta contratar un diseñador gráfico. ¿Por qué es una situación difícil? porque soy diseñadora gráfica, ergo, voy a vender las bondades de mi saber hacer, ese incómodo momento en cualquier entrevista de trabajo.

No estoy muy segura de si mi abuela sabe cómo me gano la vida, nunca me lo ha preguntado y nunca me he parado a contárselo, así que no tengo esa excelente práctica de contar qué hago de bueno con mi trabajo que sería habérselo contado a ella.

Llevo meses hablando de diseño, de branding y de comunicación corporativa en este blog pero nunca he hablado en concreto acerca de los beneficios de contratar a un profesional del diseño gráfico.

Empecemos explicando qué es el diseño gráfico. El diseño gráfico es una especialidad dentro del diseño que se encarga de satisfacer la necesidad de comunicación visual. Su objetivo es ordenar y transmitir correctamente imágenes y textos para comunicar un mensaje que genere una respuesta en el público.

Atendiendo a esta definición, para cualquier marca o empresa el diseño gráfico resulta imprescindible para hacer llegar aquello que hace a las personas. No se trata de la realización de campañas de publicidad, el diseño gráfico entra antes de la publicidad, es el que construye la identidad de la marca, el que da forma, voz y estilo al negocio, crea todos los elementos que la marca necesita para darse a conocer y definirse entre el resto de marcas.

¿Cuáles son los beneficios de contratar un profesional del diseño gráfico?

Solo voy a dar cuatro puntos de peso que demuestran que es mejor no dejar la identidad de una marca al azar, a merced de modas o simplemente ignorarla:

  1. El diseñador gráfico es capaz de crear el sistema de marca que precisa un negocio en concreto porque conoce los lenguajes visuales, conoce materiales, la simbología de formas, colores, tipografías y la interpretación que hacen de ellos las personas.
  2. Ahorra tiempo a la marca porque crea procesos y sistemas para la futura elaboración de mensajes. Lo importante es saber cómo comunicar, tener las herramientas y el mensaje claro, no tanto el medio por el que se envíe ese mensaje. El diseñador establece una serie de elementos identitarios que distinguen a la marca y que esta debe saber usar de manera autónoma para comunicarse.
  3. Aporta seguridad a la marca porque esta se siente más segura a la hora de presentarse cuando dispone de una identidad bien construida y coherente. Algunos quieren negar el hecho de que tener un mejor logotipo y bien aplicado les va a ayudar a conseguir más clientes, pero quienes sí dan el paso de construir esa identidad notan un cambio sustancial en la percepción de las personas ya que son percibidos como empresas solvente, resolutiva y de fiar.
  4. Aporta seguridad a las personas que van a usar la marca. Si como consumidores percibimos que la marca no se cuida a sí misma no vamos a creer que sea capaz de cuidar aquello para lo que la vamos a contratar. Sin embargo cuando la marca transmite una imagen cuidada, presta atención a cada punto de contacto con las personas y dice lo que debe en cada momento, entonces genera la seguridad que la hará ser elegida.

Hay que tratar a la identidad de marca como una inversión.

La identidad de marca es una inversión a medio largo plazo. No se construye en un mes ni se implanta en dos porque necesita otra algo más que ratificará su calidad y es el buen hacer de la marca, la calidad de su trato, de sus productos o servicios y de su compromiso con lo que hace.

La identidad de marca no es un disfraz o un traje que invite a contratarla, es un apoyo, una puerta a entrar, pero en el momento en el que haya una disonancia entre lo que parece y lo que realmente es, la persona se irá.

Si tu marca necesita un traje a medida, que no le ahogue, no le tire de la sisa y le siente como un guante confía en los conocimientos y saber hacer del profesional del diseño gráfico.

Imagen de cabecera detalle de Borna, barca de mimbre y cuero expuesto en el Castillo de San Antón, A Coruña

Escribir comentario