¿QUÉ ES LA COMUNICACIÓN CORPORATIVA? Qué estás contando a la gente sobre ti


Imagen de cabecera celosía de alacenas del castillo de la Mota en Medina del Campo

 

Cualquier marca debe transmitir la imagen que quiere dar de sí misma, matizando la afirmación, la imagen de marca es la que generan las personas tras interpretar lo que transmite y hace la empresa.

Esta tiene que comunicar a su público a través de los canales que consuma quién es y qué hace, y además debe de hacerlo de modo que se la distinga en el maremágnum de marcas. 

La comunicación corporativa son todas las acciones que lleva a cabo la empresa para emitir información y está junto a la estrategia de marca al servicio de la estrategia empresarial. 

Los beneficios que aporta la comunicación corporativa son:
  • diferenciación respecto a la competencia,
  • aumento de la reputación de marca,
  • incremento de la confianza en la marca,
  • fidelización de los públicos,
  • asociación de los productos o servicios de la empresa a los valores y forma de hacer de la marca.

 

Alcanzar estos beneficios requiere la elaboración de un plan de comunicación que controle todo aquello que la empresa transmite en cada soporte o punto de contacto con el público. Para desarrollarlo es preciso conocer tres puntos de la empresa:

  • la identidad corporativa: su personalidad, valores y forma de hacer de donde se extraen los atributos de identidad que se deben transmitir,
  • la imagen percibida de la empresa: cómo se percibe y ve desde el exterior.
  • la imagen deseada de la empresa: cómo se quiere ser percibido y visto para fijar el público objetivo y acciones para alcanzarlos.

 

El mensaje, clave del plan de comunicación

El plan de comunicación gira alrededor de un mensaje clave que en un mundo ideal es único, corto y distintivo, tarea difícil en ocasiones cuando se pretende contar cada detalle de la empresa, hay que buscar la clave interesante y atrayente. Las personas tenemos una capacidad de atención limitada por lo que es conveniente centrarse en un mensaje para replicarlo en cada soporte de comunicación. 

Una vez que se capta la atención se pueden comunicar más mensajes, profundizar en ellos. La jerarquización de los mensajes y la información es importante para saber qué información contar en cada momento de contacto.

 

El plan de comunicación contiene cuatro grandes áreas:

  • Los objetivos de comunicación para transformar la imagen actual percibida de la empresa en la imagen ideal para cada uno de los públicos. 
  • La definición de la estrategia de mensajes y de medios que mejor se adapten a alcanzar los objetivos definidos. Se trata de definir los mensajes que se van a emitir y a través de qué canales.
  • La definición de las acciones que se realizarán para transmitir los mensajes. Pueden ser tan variadas y creativas como se precise: marketing directo, publicidad, marketing digital, eventos corporativos, jornadas de formación, relaciones públicas, street marketing…
  • El establecimiento de un calendario de ejecución y análisis de los costes de las acciones propuestas, y las herramientas de evaluación para el seguimiento de plan.

 

Pues bien la comunicación corporativa es todo lo que la marca transmite con cada acción que realiza, y también influye lo que la empresa no controla directamente o lo que no dice, porque el silencio también comunica. Pensemos en una reunión con amigos y uno de ellos que es una excelente persona, la más generosa del grupo, no se pronuncia en todo el tiempo, apenas participa, sus respuestas son monosilábicas y ante las propuestas no se pronuncia, con su comportamiento está denotando que o bien no tiene personalidad o bien le pasa algo. Con la empresa ocurre lo mismo, si no se pronuncia queda a merced de lo que se piensa o diga de ella y si su comunicación es insuficiente no será percibida como realmente es. Por lo general no nos gustan las personas que no se comunican o que ocultan cosas, con las empresas pasa lo mismo, si no ponen un poco de empeño por su parte no les prestaremos atención.

La comunicación corporativa tiene un efecto a medio largo plazo, se trata de sembrar de manera continua sin parar para que dé frutos.

Un último punto en esta disertación acerca de la comunicación corporativa, lo que uno transmite también depende de los oídos que escuchan. Un mensaje bien elaborado emitido a través del canal correcto en el momento adecuado no asegura que vaya a ser percibido y vaya a generar una reacción en las personas, ellas tienen que estar dispuestas a escuchar. 

Escribir comentario