La identidad corporativa es el adn y dni de la marca, su parte tangible e intangible. Es el medio de transporte para que la empresa llegue a las personas. Como todo medio de transporte, cuanto mejor concebida, diseñada y mantenida esté esa marca más lejos llevará a la empresa en su trayectoria.

Si no comunicas no existes, a su vez cada movimiento y acción es comunicación. Por lo tanto todo es comunicación, voluntaria o involuntaria, la clave está en la gestión para controlar cada mensaje.

A través de la auditoría de marca se indaga para encontrar los puntos que hay que ajustar o cambiar y así afrontar la nueva estrategia u objetivo de la empresa.